emergencia de salida


Soy el fantasma de Michael Jackson y ahora quiero ser publicista
diciembre 1, 2009, 5:23 pm
Filed under: Mundo creativo

 

Vestido como yo sólo sé entré a ese festival; muchedumbre, decorados, acreditaciones realizadas por organizadores que no se enteraban de la fiesta… No entendía muy bien que hacía yo entre personas elegantes que se hacían llamar publicitarios y parecían conocerse entre ellos, a mí me digeron que iba de música y pensé que no podía faltar la estrella del pop.

Se realizaron diversas y variadas ponencias. Felicito a los organizadores y participantes (a aquellos que se prepararon “como convencer a un anunciante en 3 minutos” la misma mañana leyendo el e-mail, pues menos) y a la sorprendente IAB Street Band. Aunque cabe decir que muchas de esas charlas parecían decirme lo mismo.

Estaban convencidos de que la inversión en Internet mejora, de que cada vez más público se encuentra en este medio, de que las posibilidades que éste te ofrece son infinitas… aquel ambiente me iba entusiasmando.

Presencié algún debate, lo cual me pareció muy interesante. No obstante, si el sector de anunciantes hubiese estado representado por aquellos que no pertenecen a la IAB, que es lo normal, me hubiese parecido más realista.

Leopoldo Abadía, sin Power Point alguno, nos dio una buena lección de sabiduría y nos recordó que antes que profesionales somos personas. A lo mejor no nos explicó el funcionamiento de un Ad Server, pero con sus palabras eres capaz de crecer en la red, y en cualquier otra parte. De ahí los infinitos aplausos que se despertaron sólo, tras su ponencia.

También asistí a un reportaje publicitario, tubo lugar en la sala principal a cargo de Spotify. Pensé que me había confundido de sala ya que en el programa ponía que allí iba a tener lugar una “mesa redonda sobre musica online” con los40.com, universal y el antes nombrado, pero allí solo me encontré a un hombre vendiendo su producto. Veré si por lo menos se encuentran allí mis discos.

Al salir de allí me hice fan en Facebook del joven estudiante más osado del universo. Entre preguntas complicadas y profundas cualquiera no se atreve a soltar a los profesionales de TV interactiva como TV3, Imagenio, A3 y LaSexta: “¡La TV está muerta!”. O al director de comunicación de Tuenti algo que él no quería transmitir: “eso sólo es para quinceañeros”. Soy fan, un verdadero fan.

Tras este Inspirational Live 2009 se me han ocurrido algunas letras para mis futuras canciones, (aunque todavía están un poco crudas, como el mobile marketing):

–         Viva la maquina, viva la maquina, de las palomitaaaass. Pues tú nos quitas, eeel hambre, que el catering no haceeee.

–         ¿Dónde está el guardarropa? ¿el guardarropa dónde está?

–         Para que activar aquí el Bluetooooooth, si todo lo que me mandais hace plooooooff.

–         Libreeee, cuando los cascos ya me funcionan yo era libreeee, como el mar….

 

No obstante, se me ocurre algo mejor: aquel entusiasmo y fé hacia la publicidad interactiva, aquellos argumentos tán sólidos hacía su éxito, aquellas estádisticas que reflejaban la fuerza de este medio, y sobretodo, la fuerza de unión que tenían aquellos profesionales aprendiendo unos de otros para ser más eficaces en este mundo que esta aún por trabajar, me dice, que ahora, quiero ser publicista, publicista del mundo interactivo.

 

Anuncios


Inspirational Festival ´08
noviembre 30, 2008, 11:00 pm
Filed under: Mundo creativo

     Las conferencias enriquecen la mente, hacen sentirte rico e inteligente, y más en lugares como éste en el que intervienen grandes personas como Luis Bassat o Rosa García. Dos personas a las que tengo el honor de nombrar por los grandes discursos que ofrecieron, no sólo llenos de sabiduría, sino también de humildad. Gente que te hace creer en lo que haces y sentirte grande, contando simples experiencias del día a día. Muy lejos de ponencias como la de Luger Vornhusen (Nielsen) en la que todos nos acordamos de lo cómodo que es nuestro sofá de casa, una sabiduría desaprovechada por cifras y cifras que rondaban por el Power Point y no aportaban nada.

 

A propósito, para Power Point el de algunos ponentes, por ejemplo, el de la relacionada con el Neuromarketing, en el que era imposible encontrar un espacio vacío entre dibujos, esquemas, datos, textos… que se arrejuntaban unos a otros; en definitiva, un overbooking al estilo de El Corte Inglés en rebajas. Miento, mucho más que eso.

 

San Inspirational, un festival para inspirados e inesperados, una pasarela de profesionales que parecen conocerse unos a otros. Seguro que no se ven en años, pero un saludo efusivo no viene nada mal para prolongar un pequeño enchufe en su empresa o informarme sobre la misma, para sentirse orgulloso o fracasado, experto o novato.

 

Un contexto sacerdótico en medio de un convento, un tanto estrecho y escueto para mi gusto, para otros gustos, a lo mejor perfecto para arrimar la oreja o arrimarse uno mismo.

 

Un tiempo limitado por horarios que no se cumplían y salas a las que ya no podías acceder, perdías el tren continuamente. Muy rápido, todo tenía que ser rápido, preguntas las justas y que pase el siguiente. Discursos escuetos de los premiados y que pase el siguiente. A nadie parecía importarle, todos queríamos que volviese a salir el presentador chistoso o el coro marchoso. O a lo mejor queríamos que llegase ya la hora de la barra libre con aquellos cubatas tan sabrosos…

 

Lejos de todo esto, uno se siente privilegiado conociendo las nuevas tendencias, escuchando frases célebres entre los asistentes y comiendo canapés en un entorno clave y rodeado de gente a la que envidiar.

 

Ahora puedo decir que, “Prefiero la disciplina del conocimiento que la anarquía de la ignorancia” (Luis Bassat).